Carta mensual OM

Ahora me toca a mi estar en Argentina y compartir de Cristo a su gente. Aquí en Latino America he tenido la hermosa oportunidad de hacerlo más seguido con jóvenes en las plazas y con indigentes.

La Foto de la derecha muestra al equipo de trabajadores internacionales en el departamento de máquinas. Hasta las chavas aprenden a ponerse el overall y trabajar en las máquinas después de la capacitación. Hay otros departamentos para trabajar, como el de cubierta, el de la librería, en la cocina, en el hospita, entre otros.

Mi trabajo en el barco es en la sala de máquinas. Trabajo rotativamente en tres turnos, vigilando el funcionamiento de los motores que nos impulsan y proporcionan energía. El entrenamiento para este trabajo ha durado seis semanas.

Hasta hoy hemos atracado en el Puerto de Lirquén y Punta Arenas en Chile, Bahia Blanca en Argentina y Montevideo en Uruguay. Han sido experiencias padrísimas compartiendo con la gente de los puertos de Cristo. Visitamos y apoyamos a las iglesias locales compartiendoles nuestra mision, donamos filtros de agua, lentes para lectura, atención médica, cursos para mujeres, pastores, iglesias, construcción de casas y templos etc.

La vida en comunidad en el bacro es padrísima, pero si hay algunas reglas. Por ejemplo hay un código de vestimenta con el fin de dar buen testimonio. No se puede salir en parejitas a conocer la ciudad y se debe estar dentro del barco antes de las 10 pm. No se permite fumar, tatuarse ni consumir alcoho o comenzar un noviazgo el primer año. La foto de abajo muestra la diversidad de los tripulantes.

Aalgunos datos del barco son que tenemos 4 motores de 4 000 HP cada uno, dos propelas y tres generadores de 1.5 MW. Podemos cargar 200,000.00 litros de diesel y tenemos nuestra propia planta desalinizadora. Consumimos 40 Ton de agua diariamente. Llevamos en la bodega casi 1,000,000 de libros. Lo que nos hace la biblioteca flotante más grande del mundo. Tenemos un hotel abordo para las visitas y 500 camas en los camarotes, muchos con baño propio e internet satelital. Somos alrededor de 400 tripulantes de 65 nacionalidades. En el barco hay familias misioneras con sus hijos. Son como 20 familias. Hay escuela primaria y de musica para sus hijos en donde ellos aprenden inglés más rápido que los padres. Tenemos dos médicos generales, enferemeras, una clínica y un dentista.

En Marzo navegamos por los Fiorgos de la Patagonia. Hasta hoy solomante me he sentido mareado en una ocación. Pero hay pastilla gratuitas contra el mareo. Y el firmamento mientras navegamos, ha sido el más claro que he visto en mi vida. Las fotos de arriba muestran el barco durante el arribo y bienvenida al barco en Bahia Blanca y en Punta Arenas.

En general he estado muy contento viviendo en el barco. Estoy considerando continuar trabajando en el ministerio después de terminar mi compromiso en el barco. Para cualquier pregunta o visita al barco abajo esta mi info. de contacto.

Schreibe einen Kommentar

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.